Que hacer para prevenir y atender
incendios
Medidas preventivas:         
  • No sobrecargues las líneas eléctricas.
  • Evita conectar más de un aparato eléctrico en cada toma de corriente.
  • No arrojes cerillos y cigarros encendidos a los cestos de basura.
  • Evita fumar en áreas restringidas.
  • Notifica la presencia de fugas de gas o derrames de líquidos inflamables.
  • Identifica las salidas de emergencia, así como los teléfonos de servicios médicos y bomberos más cercanos.

Acciones durante el incendio:

  • Trata de conservar la calma y avisa de inmediato a los bomberos y servicio de emergencia.
  • Proporciona los datos precisos sobre el incendio (origen o causa, ubicación, y características de la zona afectada).
  • Si el incendio es de poca magnitud y sabes usar el extintor, intenta apagarlo.
  • Al atacar el fuego, fíjate que el aire no dirija las llamas hacia tí.
  • No des la espalda al fuego, hasta estar seguro de que haya sido completamente sofocado.
  • Si es posible, cierra las válvulas del gas y baja el interruptor de la luz.
  • Cierra puertas y ventanas al alejarte del área donde se localiza el fuego.
  • Cúbrete la boca y la nariz con una tela húmeda, si el humo es excesivo, desplázate a gatas para evitar la intoxicación por inhalación de humo.
  • Desaloja el inmueble por las rutas de evacuación previamente establecidas.
  • No uses elevadores.
  • No pierdas tiempo en buscar objetos personales.
Acciones si quedas atrapado:
  • Mantén la calma, localiza una pared y avanza a lo largo de ella.
  • Aléjate lo más posible del fuego.
  • No abras puertas si notas que están calientes.
  • Ubícate en un sitio que consideres menos inseguro. Si puedes pide auxilio, precisando el lugar en donde te encuentras.

Acciones a seguir si las ropas de alguna persona se queman:

  • No permitas que se salga corriendo.
  • Haz que se acueste en el suelo y se cubra con las manos la cara y el cuello.
  • Hazla rodar lentamente sobre el suelo, envuélvela con una tela o saco grueso para extinguir las llamas.
  • Colócala en un sitio ventilado y fuera de peligro. Solicita ayuda a los servicios médicos de emergencia.

 

Medidas después del incendio:

  • Aléjate del lugar del siniestro para no entorpecer las labores de los grupos especializados en atención de emergencias.
  • No regreses al inmueble, hasta recibir indicaciones.

Cómo usar un extintor:

  • Desmóntalo de su base; sujétalo de la manija y mantenlo en posición vertical.
  • Transpórtalo en posición vertical.
  • Colócalo en el piso a una distancia prudente del incendio.
  • Jala el perno de seguridad.
  • Dirige la manguera a la base del fuego, aprieta la manija y haz un movimiento de vaivén para barrer el fuego.
  • Acuesta el extintor cuando esté vacio.
  • Cerciórate que el fuego esté completamente apagado.

 

 

 
proteccioncivil@dgsg.unam.mx